Querido Paseante, siempre eres bienvenido. Intenta escribir algún comentario a lo que leas, que eso me ayuda a conocerte mejor. He creado para ti un Libro de Visitas (La Opinión del Paseante) para que puedas firmar y añadir tus comentarios generales a este blog. Lo que te gusta, y lo que no. Lo que te gustaría ver comentado, y todo lo que tú quieras.


Pincha en el botón de la izquierda "Click Here - Sign my Guestbook" y el sistema te enlazará a otra ventana, donde introducir tus comentarios. Para volver al blog, utiliza la flecha "Atrás" (o equivalente) de tu navegador.


Recibo muchas visitas de países latinoamericanos (Chile, Argentina, México, Perú,...) pero no sé quiénes sois, ni lo que buscáis, ni si lo habéis encontrado. Un comentario (o una entrada en el Libro de Visitas) me ayudará a conoceros mejor.



domingo, 17 de julio de 2011

Las Arenas de Barcelona

En los tiempos modernos, ha habido dos plazas de toros principales en la ciudad de Barcelona. La más antigua es la de Las Arenas. Fue construida en la plaza de España, junto a la Gran Via, en estilo neomudéjar, por el arquitecto August Font i Carreres, con capacidad para 16.000 personas, y un diámetro del ruedo de 52 metros. Se inauguró con una corrida mixta de ocho toros (2 para rejoneadores y seis para toreros a pie), el 29 de Junio de 1900.
Centro Comercial y de Ocio Las Arenas de Barcelona
(JMBigas, Julio 2011)

Aparte de festejos taurinos, las Arenas vivió algunos otros eventos importantes de la vida ciudadana, como el histórico mitín del Noi del Sucre (Salvador Seguí, líder del anarcosindicalismo de Cataluña de principios del siglo XX). Durante la Guerra Civil, la plaza de toros de Las Arenas se convirtió en cuartel del ejército republicano.

La última corrida de toros se celebró en Las Arenas el 19 de Junio de 1977.

La segunda gran plaza de toros de Barcelona, todavía en funcionamiento, es la llamada Monumental. Construida en estilos neomudéjar y bizantino, tiene capacidad para 19.582 personas. Se inauguró en 1914, con el nombre de Plaza de El Sport. Remodelada y ampliada su capacidad hasta el nivel actual, se reinauguró en 1916 ya con el nombre actual de Monumental. La Plaza de Toros Monumental se encuentra en la confluencia de la Gran Via con la calle de la Marina.
Histórica Plaza de Toros Las Arenas de Barcelona
(Fuente: moncomic)

Especialmente entre los años '60 y '90, en la Monumental se celebraron numerosos conciertos multitudinarios, de los que seguramente los que tuvieron más repercusión pública fueron los de los Beatles (3 de Julio de 1965) o el de los Rolling Stones (11 de Julio de 1976). Con la inauguración del Palau Sant Jordi, los grandes eventos musicales se desplazaron a este nuevo escenario, de mejores condiciones acústicas.

A fecha de hoy todavía se celebran festejos taurinos en la Monumental de Barcelona. A partir de 2012 entrará en vigor la decisión del Parlament de Catalunya por la que se dejarán de celebrar corridas de toros en la región. La Monumental se dedicará, después de esa fecha, a eventos musicales y espectáculos circenses. Yo no descartaría una remodelación posterior de este enclave, para su reutilización ciudadana con otros fines. En el interior de la Monumental se ubica el Museo Taurino de Barcelona.
Plaza de Toros Monumental de Barcelona
(Fuente: artetoreo)

Antes de estas dos grandes plazas, existía, en el barrio de la Barceloneta, la plaza conocida como El Torín. Inaugurada en 1834, estaba ubicada donde actualmente tiene su sede central la compañía Gas Natural, a escasos 500 metros hacia el Sur, siguiendo la costa, desde la ubicación del Port Olímpic. El día de San Jaime de 1835 se celebró en El Torín una corrida de toros que, según cuentan las crónicas, fue de tan mala calidad, que acabó en una multitudinaria manifestación callejera que derivó en actos anticlericales (con quema de conventos incluida), que provocaron la muerte de hasta una decena de frailes. Una canción popular, acuñada un tiempo más tarde, hacía rimar toros dolents (toros malos) con cremar els convents (quemar los conventos).
Antigua plaza de toros El Torín, en la Barceloneta.
Inaugurada en 1834 y finalmente demolida en 1944.
(Fuente: mtvo-lasmentiras)

La última fiesta taurina se celebró en El Torín el 23 de Septiembre de 1923. Finalmente fue derribada en 1944. En 1954 los terrenos que ocupaba pasaron a ser propiedad de la Catalana de Gas, que los reconvirtió en campo de fútbol para sus empleados.

La privilegiada ubicación de la Plaza de Toros de las Arenas (en la Plaza de España, frente al Recinto Ferial de Montjuïc) hizo que fueran muchos los debates y proyectos, a partir de 1977, para darle al entorno una nueva utilidad para la ciudad.

Fue ya en el siglo XXI que prosperó la idea de convertir Las Arenas en un Centro Comercial y de Ocio. Sin embargo, las condiciones urbanísticas fueron extremadamente exigentes, ya que había que mantener por completo la apariencia exterior de la plaza y su fachada. Esto provocó que el proyecto de reconversión tuviera que utilizar recursos de ingeniería muy sofisticados. La plaza entera fue suspendida varios metros por encima del terreno mediante medios hidráulicos, mientras se excavaba para la construcción de un gran aparcamiento subterráneo.
Recinto Ferial de Montjuïc, desde la terraza de Las Arenas
(JMBigas, Julio 2011)

Finalmente, tras muchos años de obras, el 24 de Marzo de 2011 se ha inaugurado el nuevo Centro Comercial y de Ocio Las Arenas de Barcelona. Toda la fachada exterior es la original de 1900, aunque se ha añadido al conjunto una gran terraza accesible al público y alguna edificación anexa, como la del B Hotel (por la parte de la calle Llançá), un hotel de diseño, y la de la torre identificativa del centro, con un ascensor panorámico desde la calle hasta la planta terraza, que no es, habitualmente, utilizable por el público.

El nuevo centro comercial y de ocio, dispone de un aparcamiento subterráneo público (de pago) y toda la oferta habitual en un centro de estas características: un multicines con 12 salas equipadas con los más modernos medios 3D, un gimnasio (fitness o como lo queramos llamar), restaurantes, bares, tiendas, así como un Museo del rock. La oferta de restauración está muy centrada en la terraza superior, y en la parte exterior de la planta calle (Gran Via-Llançá). Hay también una buena oferta de tiendas (muchas, con degustación) de productos gourmet (panadería artesana, productos ibéricos,...).
A fecha de hoy, en Google Earth todavía podéis ver estas imágenes
de 2007, con las obras en marcha

Pero, sin duda, la estrella del centro es la maravillosa terraza circular, en lo más alto del centro, que hace que el conjunto haya adoptado el aspecto de un platillo volante a punto de despegar. Desde la terraza se tienen unas vistas espectaculares de buena parte de la ciudad. Hacia el Sur, la Plaza de España, con su fuente monumental y el Recinto Ferial de Montjuïc, con sus dos torres venecianas a la entrada. En lo alto de la montaña de Montjuïc, el Palacio Nacional y la torre de comunicaciones, obra de Santiago Calatrava.
Escultura Dona i Ocell, de Joan Miró, en el Parc de
l'Escorxador, junto a Las Arenas.
(JMBigas, Julio 2011)

Hacia el Noroeste, siguiendo el eje de la calle Tarragona (que sigue hasta la estación ferroviaria de Barcelona-Sants), el centro limita con la calle de la Diputación y el gran Parc de l'Escorxador (el emplazamiento del antiguo Matadero de la ciudad), cuyo nombre oficial es actualmente Parc Joan Miró. El parque ocupa el equivalente a cuatro manzanas del Ensanche (unas 6 hectáreas). En él destaca la escultura Dona i Ocell (Mujer y Pájaro) obra del artista mallorquín Joan Miró. La obra representa a un pájaro posado sobre el sombrero de una mujer. Sin embargo, sus evidentes connotaciones sexuales han hecho que, popularmente, esta escultura se conozca con nombres mucho menos refinados y no todos repetibles.

En esa misma dirección, sobre el horizonte se perfila la sierra de Collserola y la montaña del Tibidabo. Destacan allí la Torre de Collserola y el Templo Expiatorio y Parque de Atracciones en lo alto del Tibidabo.

Hacia el Noreste se ven las edificaciones de la ciudad, entre las que destaca la Sagrada Familia.

Hacia el Este, en la lejanía se pueden distinguir las tres chimeneas típicas del Paralelo, la torre del teleférico del Puerto y hasta las dos torres que dan entrada a la zona del Puerto Olímpico. Junto a la terraza de Las Arenas, en esta dirección, se ve la terraza-piscina del B Hotel que, de tribuna privilegiada, se convierte así en escaparate (bastante) indiscreto.
El Tibidabo, desde la terraza de Las Arenas
(JMBigas, Julio 2011)

De noche, las vistas también son memorables, especialmente sobre la Plaza de España y el recinto de Montjuïc. Con suerte, también se puede ver la Fuente Mágica iluminada (si estuviera en funcionamiento cuando subáis).

Merece, sin duda, una visita este nuevo centro comercial y de ocio. Cuando vayáis, no olvidéis la cámara fotográfica.

Os he preparado una completa galería fotográfica (32 imágenes). Si os apetece, podéis también ver galerías fotográficas del Tibidabo, de la Torre de Collserola, de Montjuïc y del Teleférico del Puerto.

JMBA                                                                                                                          

1 comentario:

  1. Muy instructivo Bigas este review que haces de las plazas de toros barcelonesas. Y acojonante la galería de fotos que has colgado en picasa. Deberías vendérsela a ellos que tienen una Web bastante cutre y, desde luego, sin imágenes como las tuyas.
    En mi época de vendedor intenté venderles un Web y ni me recibieron.
    Ya estaban desarrollando una, me dijeron. Y la verdad que les salió un bodrio.
    Y si aparece en las primeras posiciones de Google, debe ser gracias a Metrovacesa, empresa del sector de la piedra con una cifra de negocio probablemente comparable a la de Google.
    Otro posible comprador de tus documentos debería ser el Ayuntamiento de Barcelona.
    Y digo debería porque mucho me temo que sean incapaces de apreciar la calidad de tu documento.
    Seguramente lo preferirían monocolor que, aunque proporcione menos información, resulta más cool.
    Y… como ya está en la red.
    Como ya sabes, yo vivo muy cerca de la Plaza España y, como aficionado a la Astronomía, me compré un piso alto (un sexto con principal) así que desde mi propia cama disfruto de algunas de las vistas que ofrece la terraza de Las Arenas.
    Collserola no obstante, da para el otro lado así que tengo que ir al otro extremo de mi casa para poderlo ver.
    Lo que sí hay que reconocer de este centro es la compleja obra de ingeniería que supuso conservar la fachada.
    En mi caso, como la Plaza España me queda camino del aeropuerto, tuve la suerte de ir viendo la evolución de esa obra, semana tras semana en mi época de visitar la capital con frecuencia casi semanal.
    De todos modos, para mí lo mejor del centro han sido las 12 salas de cine y una tienda Claire’s en la que mi hija Carolina se compra chorradas o se las compro yo cuando llega un evento en el que toca regalar.
    En cualquier caso, muchas gracias por estos invaluables documentos.
    Un abrazo.
    Santi

    ResponderEliminar